sábado, 21 de noviembre de 2009

Druidas y Druidismo


Actualmente, con la moda de que "lo celta mola", nos encontramos con Druidas y Archidruidas hasta debajo de las piedras. Ciñéndonos a la Reconstrucción Histórica, ¿qué eran los druidas? ERAN UNA CLASE SOCIAL, unos SACERDOTES. Es decir, todos los celtas NO ERAN DRUIDAS. Osea, que si nos gusta la mitología celta, el Reconstruccionismo Celta, etc no quiere decir que seamos o estudiemos para ser Druidas. Convertirse en Druida no es entrar en un foro, presentarse, leer cuatro artículos y ya entras en una "Escuela Druida". Se necesitan muchos años de aprendizaje de otros aspectos del celtismo antes de adentrarse en el druidismo. Es como si por leer la Biblia, uno se proclama cura...

Dicho sea de paso, desconfiad de un Druida que necesita de apuntes para proceder a un rito. La tradición druídica ERA DE TRANSMISIÓN ORAL y el hecho de que alguien diga llevar años siendo Druida pero necesite de papeles que le digan los pasos básicos a seguir en un rito, muestra la verdad: poca experiencia, falso Druida.

Por eso, hay que tener mucho ojo con esas webs y foros que ofrecen Cursos de Druidismo o dicen hablar de Druidismo. Hay algo que toda persona que se moleste mínimamente en investigar sabe: los Druidas eran miembros de una clase social cuyo aprendizaje y enseñanzas eran de lo más herméticos. No se venden por dinero ni favores (que ya hay webs que ofrecen cursos pagando cuotas).

El Reconstruccionismo Celta no es una orden druídica. “La mayoría de practicantes del Reconstruccionismo Celta tienden a evitar la palabra 'druida' a no ser que sirvan activamente como sacerdotes o sacerdotisas de una comunidad de gentes. Éste término implica un gran conocimiento y estudio que la mayoría de personas aún no tienen, y, francamente, hay gente a la que no le interesa ser sacerdote o sacerdotisas.” Una orden druida es una comunidad basada en el aprendizaje de una senda histórica religiosa celta reconstruida."

No permitas que trafiquen con tus creencias y preferencias y evita el engaño.

Aclaración: En este artículo, NO SE ESTÁ DIFAMANDO VELADAMENTE A NADIE, se está dando una información real basadas en la Historia

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Con la excelencia hemos topado


Esta entrada comienza con el texto de mi amiga Boadiccea y termina con la respuesta que yo le di.

¿Os habéis preguntado por qué hay gente que no debiera ser pagana o por qué hay gente que debiera serlo y no lo es? Seguro que no os suena nada raro si os digo que hay gente gritando por ahí que es pagana creyéndose un hada o un ángel (¡!), y que al mismo tiempo hay gente, que al ver ese escenario, huyen del paganismo como de la peste pensando que es un juego de rol para gente que se aburre en casa y no sale los fines de semana.

Pues yo me he estado preguntando eso, además de otras cosas que causan y que se derivan de esa situación, y he llegado a la conclusión siguiente: se confunde ser pagano con querer llegar a la excelencia espiritual.

Al principio, a todos nos pasa, la luz de las nuevas creencias que abrazamos nos ciega, y queremos saber más y más, hasta llegar a un punto en que queremos “masterizar” esas creencias, y queremos ser autoridades en ello. Eso a mi me parece normal, en el calentón del momento. Lo que no me parece normal es que todo el mundo parezca quedarse en esa fase. Para la gente cuya personalidad es muy mística y capaz de llegar a esos niveles de compenetración con las deidades o espíritus de su tradición, perfecto. Pero hay gente que no es espiritual, y que se fuerzan a serlo porque creen que así estarán más en contacto con los dioses, o el Otro Mundo, o con quienquiera en quien crean. En esos momentos, gente que debiera estar explotando facetas más constructivas de sus ser se dejan de lado e intentar sobreexplotar aptitudes que ni tienen. Pero no, la gente se fuerza a encontrar, y descubrir todos los secretos… Pensémoslo por un momento, las religiones paganas no se basan en el secreto tras secreto. Solo hay una religión (¿neopagana acaso?) cuya tradición y objetivo es histérico y hermético, y esa es la Wica. Los secretos se reservan a la clase sacerdotal en LA MAYORÍA DE LAS RELIGIONES, o ¿acaso los rituales de las vestales griegas, los rituales druidas y demás estaban abiertos al público? ¿Qué sacaría el público de ello? Nada, de hecho la entrada les estaba vetada, y por lo visto a pocos les importaba. Pero claro, si no eres el mejor, no eres nada, ¿no?

Lógicamente, esto crea un dilema a los practicantes de las religiones: por un lado todo el mundo quiere conocer dioses, prácticas, cultos en los que cree, pero si todo el mundo fuera alto sacerdote, ¿a quién gobernarían? Imaginemos un país lleno de brahmanes hindúes ¿qué sentido tiene? Además, ¿es necesario? ¿Solo mola si estás arriba del todo? ¡Cómo no! ¿Para qué necesitas artesanos, guerreros o incluso esclavos? Para nada. Que te mantengan (sin cuya ayuda no durarían ni dos días) es algo secundario y prescindible.

Desde mi punto de vista, creo que voy a ser un poco antisistema: yo no nací para ser sacerdotisa, ni para ser un brahmán, ni para ser druida, y no por eso los dioses me escuchan menos.

Supongo que lo que voy a decir ahora va a doler bastante, pero espero que lo que voy a decir se lea correctamente: en algunas ocasiones, debiéramos fijarnos en los cristianos. ¿Acaso todos pretenden ser Cardenales o pontífices? No, sólo la gente con actitudes místicas y preparadas para ese tipo de vida espiritual llevan a cabo una senda como esa. Los demás incluyen su fe en su vida diaria, de una forma más o menos evidente, y nadie les juzga por ser más o menos cristianos (salvo raras ocasiones).

Entonces me diréis, ¿Ya no puedo hacer rituales, ni llamar dioses ni nada así? Para nada. Además de recordaros que esto es una opinión personal, os recuerdo que debiéramos usar un poco el sentido común. Si tenías unas habilidades, aptitudes, e intereses antes de ser pagano, ¿ahora las dejarás de lado e intentarás volverte un asceta que vive en el Otro Mundo? Pues déjame advertirte que esto explotará un día u otro, y que podrías adaptar tus creencias a tu personalidad, no al revés, porque entonces te estarás mintiendo toda tu vida, y terminarás huyendo de eso porque no podrás cumplir las expectativas que se esperan de los rangos más altos (aunque en realidad, todos somos válidos en algo).

Con todo esto yo sólo pretendo que pensemos en la senda que escogemos, y si nos es necesario forzarnos tanto para descubrir unos secretos que puede que ni necesitemos. Ojo, con eso no desprestigio tradiciones enteras basadas en eso, ni organizaciones dedicadas a todo eso, pero espero y supongo que toda la gente que invierte tantos años en algo así es porque están hechos para eso.
 Últimamente estamos de lo más filosóficas las tres, ¿eh? Wink

Tu reflexión dice verdades como puños. Hay católicos (que no cristianos) que tienen una gran fe y son de lo más creyentes y practicantes pero no por ello entran al sacerdocio. Si todos terminásemos en esa senda, ¿quién se encargaría de otros campos que no sean los espirituales?

Estamos en una época donde a la religión se le está dando demasiada importancia, se está haciendo que la vida gire en torno a ella, centrando la vida en por y para la religión cuando esta sólo debería ser un ámbito más de nuestras vidas como el trabajo, la familia, los estudios, los hobbies.

Con esto no digo que la religión pase a un segundo plano pero, cuando yo vivía con mis padres, ambos católicos y creyentes, no me metían en la cabeza la idea de estudiar en un seminario (vale que las mujeres no pueden ser sacerdotes). Me hacían amar la religión, tenerla presente cada día pero no hacer de ella el centro de mi existencia.

Así es como se llega al fanatismo. Por otra parte... podríamos poner el ejemplo de los celtas. Ser druida era una clase social y no por ello los demás del pueblo no creían en las Deidades que tenían.

Una religión en la que el único propósito es alcanzar el grado más alto casi parece una competición. Yo no veo en religiones mayoritarias como el islam, el judaísmo... que halla que pasar por niveles y que si no, no se pertenece a ella.

Yo elegí el camino del paganismo. Nunca me he considerado wiccana, precisamente porque no veía posible que yo acabase haciendo esos grados de iniciación. ¿Por qué no es válido el ritual que haga alguien en su casa y sí el de un sacerdote de cierto grado?

El Dios católico atiende las plegarias de todos sus fieles, sean sacerdotes o no, ¿por qué estos Dioses son tan selectivos? Puedo comprender que se diga que para realizar ciertos sacramentos (como los ritos de paso) deba haber un sacerdote que los dirija pero, estamos hablando de la práctica personal de cada uno.

¿Son algunas religiones sólo válidas para un puñado de fanáticos que dan todo de sí para llegar a cierto nivel?

Yo pienso seguir adorando a mis Dioses como lo he hecho toda mi vida. He estado un año escuchando a terceros y no he sentido mi religión mía, la he dado de lado por no estar a gusto y, desde que me he alejado de esas personas, vuelvo a estar en mi salsa con mis Dioses, a los que trato como creo conveniente, sin el miedo de estar haciéndolo mal y caer fulminada como castigo a la blasfemia cometida.

Cambio de forma

Siempre se ha reputado a los brujos la capacidad de cambiar de apariencia y asumir la forma de un gato, un lobo y, muy a menudo, la de una liebre. En nuestro días seguimos intentando comunicarnos con los espíritus de los animales para ampliar el conocimiento de estas criaturas hermanas.

Tumbarse cómodamente y abrir los chakras. Concentrarse en el animal con el que se desea cominicar.

Permitir que el ojo de la mente explore el campo hasta que identifique al animal correcto. Pedir permiso a la criatura y, si se es bienvenido, dejar que la conciencia se funda con la del animal. Ver lo que él vea, oír lo que él oiga y moverse como él se mueva. Se sabrá el momento exacto de volver. Dar las gracias y regresar lentamente al cuerpo. Comer algo para descargar la energía sobrante en la tierra.


Fuente: Sheena Morgan

martes, 3 de noviembre de 2009

Del sentido común y las velas de colores


Esta entrada comienza con el texto de mi amiga Boadiccea y termina con la respuesta que yo le di.

Llevo tiempo meditando sobre hacer un artículo así, y he llegado a la conclusión que aquellos que se ofendan, es porque se ven reflejados en él, y eso a mí no me concierne. Siento si alguien se enfada, pero que conste, que yo critico tanto personas como corrientes de todo tipo, no me centro en ninguna en particular.

Pongamos esta situación. Un lugar cualquiera de Europa, año 1600. Una hechicera/bruja/médico/partera/alcahueta/mujer pagana entra en una supuesta tienda esotérica imaginaria.
-A ver, quiero: dos velas rosas, un saquito de incienso (de este árabe que cuesta una pasta y que es imposible encontrar en Europa en el siglo XVII), un cáliz de plata, sí, ese con el pentáculo, (para que me pillen bien rápido cuando la inquisición llegue a mi casa), una varita calibrada por un maestro de Reiki, y, mmm..., si tienes, ponme también cuatro cordeles de seda roja…hoy me sobra el dinero y la seda está barata, lo chino ya ha bajado de precio desde que Colón descubrió América…
-Oh, espere, acaba de llegar una remesa de Fluorita desde Taiwán. ¿Le pongo dos piedras?
-Sí, pagaré con VISA del Medievo.

Otra situación: la Galia, año 90 AC. Una familia/tribu gala se dispone a hacer un ritual:
-Oye, Artius, ¿por qué celebramos esto que se llama Yule?
-No lo sé, lo pone en un tratado que dice que nosotros celebramos esa fiesta, aunque es un poco raro, porque por el nombre parece nórdica o germánica, y no sé qué pasa con el ganado ese tal Yule.
-Bueno, si lo pone en este tratado, es que es verdad.
-Empecemos, pues… ¡Oh, Dagda…!
-Dagda, ¿quién es este?
-Un dios al que adoramos… bueno, nosotros no, unos vecinos nuestros.
-¿Es curioso no? ¿Por qué lo llamas, si no lo conocemos?
-Lo pone en el tratado.
-Ah perdón, sigue.
-Oh Dagda, Brigantia, Cernunnos, Lugh, Cerridwen, Morrighan os entregamos estas patatas…
-Primero, ¿qué es toda esta gente? Y segundo, ¿qué son las patatas?
-Esta gente es una lista de dioses en los que teóricamente creemos.
-¿Y qué hacen?
-Son dioses de la muerte, del Sol, otro de la Muerte, uno de la Luz…
-Con dos dioses nos basta creo, esta vez no tiene mucho sentido llamar a tanta gente, ¿no?
-Sí, creo que será más práctico si tacho estos cuatro. Y la patata ésta es por lo visto una verdura muy lejana.
-¿Y qué sentido tiene entregarle patatas a este tal Dagda?
-La verdad, no lo sé. Dice aquí que para llegar a ese estado de tránsito extrapersonal con la deidad hay que ofrecer un símbolo de la fertilidad para así reconocer su poder y llevar a cabo un ciclo de no sé qué, aunque después se discute a sí mismo y habla sobre la antropología de unos “celtas”.
-Vaya, y yo que quería dar las gracias por la cosecha…

No pretendo ser muy ofensiva, pero el sentido común pone sus propios límites. El paganismo (y considero que el Neopaganismo también) es una religión, o más aún, una forma de vida. Como en toda forma de vida, lo práctico es más lógico y fácil. Entonces, ¿qué interés tenemos en ponernos todas esas trabas?

Tanto en el ejemplo de la bruja como en el de los galos yo veo varios defectos:

-No cuestionar lo que nos dicen: la bruja compra y compra cosas que se le exigen desde arriba sin cuestionarlas, como los galos, confiando en la autoridad que se le ha dado a un escritor, que no deja de ser un individuo con su visión objetiva de las cosas. Eso hace que estemos siguiendo una opinión, que puede ser cierta o no. y en ese error caemos todos: si lo pone en un libro es verdad. Pues la mayoría de veces, es mentira, lo siento mucho. En sendas que dicen seguir tradiciones antiguas, las faltas garrafales como estas a menudo se pasan de largo, y es una pena, porque lo que teóricamente intentamos, es llegar al mismo punto al que se llegó en la antigüedad. Con esto no digo que no tengamos que adaptar lo que sabemos y hemos encontrado a aquello en lo que creemos, pero hagámoslo con cierta lógica.

-No ser práctico. La mayoría de paganos (me incluyo), tenemos un defecto que hce que a menudo caigamos en la más profunda estupidez: nos olvidamos de que la religión (y la cultura) se lleva dentro, y que no hay que forzarla con un calzador grabado con triskeles, sino que tiene que naturalizarse con nosotros mismos. Forzarse a celebrar cosas que para uno no tienen sentido, o a venerar cosas que no conocemos, como en el caso de los galos, no hace que seamos más paganos, sino que hace que veamos la religión como algo distante y artificial, como “de fin de semana”. Cuando dudo del pragmatismo de algo, me pregunto: ¿en serio crees que esto lo hacían X? Si eso es posible, hay un punto a favor. Si la respuesta es ridícula, sólo haría que gastara tiempo, dinero, e imaginación.

-No ser coherente: todo lo anteriormente dicho tiene una respuesta: lo hago porque me sale del moño. Bien, me alegro de que sepas lo que haces, y que seas consciente de tus actos. Si ese es tu caso, entonces eres coherente. Si dices, “hey, yo ya sé que las brujas de la Edad Media no usaban Mirra ni velas rosas para llamar al amor, pero a mí me funciona”, entonces de acuerdo, pero uno tiene que poder justificar aquello que hace, y ser coherente con ello. Si usas velas rosas, me parece bien, pero admite por lo menos que no las usaban los sacerdotes egipcios, porque engañarte no te hará más feliz.

-Darle constantemente explicaciones metafísicas a lo que hacemos: ¿de verdad hay alguien que se crea que los galos del siglo I AC se preguntaban el por qué de lo que creían y las concesiones metafísicas y antropológicas de sus creencias? Es curioso que yo me queje de esto, porque tengo un foro sobre reconstruccionismo en el que se debate todo lo relacionado con los celtas, en ámbitos metafísicos y antropológicos, pero yo creo que ese es mi rol en este caso. Y no todo el mundo necesita el mismo rol para practicar una religión. ¿Tengo que recordaros que para creer en algo sólo es necesario creerlo y saber por qué lo crees? A veces damos demasiadas vueltas a cosas que son naturales, como uno mismo.

Bueno, esta es mi crítica a todo el paganismo (sea reconstruccionista, recreacionista, Neopagano, feliz, infeliz…), y a todos los paganos, espero que os hayáis reído mucho, y espero vuestras críticas y hechizos de atadura con cordeles de satén negro para la ocasión.
Jajaja... así que esto es lo que escribías cuando te hablé de los cambios que he tomado este Samhain.

Como te dije, hace tiempo que yo me planteo dejar el tema de las velas de diferentes colores, precisamente porque antes no las había. Prefiero que sean todas blancas (que además, qué coño, son más baratas) y hacerles símbolos con la punta de una aguja. Así además serán más especiales porque no serán simples velas compradas sino que tendré que dedicarles un tiempo previo al ritual.

En tu foro ya sabes que ahora estoy un poco de "saca-punta". Me gusta saber el por qué de todo. Recuerda que te pregunté si realmente los celtas llamaban Samonios a esa celebración.

Antes de creer ciegamente en algo, debería investigarse y si se tiene pereza, al menos admitir "mira, no sé si será cierto o una soplapollez inventada por un loco pero, a mí me satisface espiritualmente".

Pero, el creer ciegamente lo que nos digan otros, o los libros, nos hace depender de esos autores o personas. Ellos que tienen la "verdad absoluta", moldearán nuestra forma de vida (pues para mí la práctica y creencia pagana es una forma de vida sobre todo) a su voluntad.

Hace mucho tiempo, yo escribí un artículo parecido. En él explicaba que yo no trazaba el círculo porque no me imaginaba a un celta diciéndole a otro:

"¿Pero, qué haces? No puedes pedir la protección de Danu sin crear el Círculo, y esta vela... ¡¡¡ESTA VELA NO VA AQUÍ!!!"

Tampoco creo que las famosas "herramientas" deban ser SIEMPRE como se indiquen en los libros. ¿Por qué el athame debe tener el mango negro? ¿Por qué no puede serlo la daga egipcia que me regaló mi padre en agosto de 2003 con la que tengo una conexión emocional mucho más fuerte que con cualquiera que pueda comprar en una tienda esotérica?

¿Por qué en tal día se debe usar tal incienso si odio su olor? Una religión no debe ser algo "obligado", que para eso ya hemos pasado muchos por el tener que asistir cada domingo a misa con nuestra familia, sin entender ni pío de lo que el hombre de negro en el altar leía de ese libro gordo que todos tenemos en casa y nadie lee.

Yo creo que, mientras uno no obliegue a nadie a creer en lo que él cree, puede creer en lo que desee. Es como si yo decido venerar a la baldosa rota de la cocina de mi bisabuela y decir que el 17 de marzo es el día sagrado porque fue cuando mi tío derramó sobre ella champán para celebrar el nacimiento de su hija y desde entonces cada 17 de marzo se derrama champán sobre ella.

Nuestras creencias son NUESTRAS, no de un libro, no de un británico que escribió libros de brujería cuando nadie se atrevía porque estaban recién abolidas las leyes contra la brujería. Debemos vivir nuestras creencias, practicarlas como las sentimos, comprender sus orígenes, si es que decidimos seguir una religión ya existente.

¿Por qué huevos decorados en Ostara? Se dice que una Diosa tenía un conejo que puso un huevo y que éste lo decoró para ella. Hey, ¿cuántos conejos habéis visto poner huevos? En Samhain se dice que se hacen las calabazas porque los celtas tomaban calaveras y ponían velas dentro de estas para ahuyentar a malos espíritus pero, ¿tenemos algo que corrobore esto?

Antes de adoptar unas creencias y prácitcas, debemos meditar por qué las llevamos a cabo o si no, tener el valor de que se hace "porque sí", porque lo he leído y me ha gustado o por lo que sea pero no afirmando que realmente es una práctica antiquísima.

Sinceramente, para vivir y practicar una religión, la única herramienta imprescindible es la de estar concienciado y comprender lo que se está haciendo y hacerlo de corazón. Las florituras, para Harry Potter, la religión verdadera, para los que la sientan en su corazón.

Es como cuando ves un ritual en el que los participantes precisas de un papel donde viene todo detallado. Eso es como declararte al chico que te gusta leyendo la declaración de amor de Julia Roberts en su última comedia romántica. La práctica debe salir de dentro, no es una lección a estudiar en clase ni algo a recitar como un lorito de repetición.

Para llegar a esos Dioses en los que uno cree, lo mejor es hablarles y adorarlos con el corazón.

El Anillo de las Hadas


Autores: Anna Franklin y Paul Mason

Lleno de bellas hadas y ogros deformes, espíritus solícitos y trasgos maliciosos. No todas las hadas son criaturas benévolas de alas primorosas con las que volar de flor en flor.

Es un Tarot acompañado de un libro guía muy útil que te muestra la descripción de cada carta, con el mito de cada criatura y su significado en las diferentes tiradas.

ISBN: 84-414-1281-2

Editorial: EDAF

Nota personal: Es el Tarot que uso desde hace cuatro años y siempre me ha sido una magnífica guía.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Tirada Samhain 2009


Dejo esquematizado el resultado. Junto a la posición de la carta escribo el significado de esa carta en esa posición y después la carta que ha salido y su significado... sacad conclusiones.

1. El interrogador. Presente.
Festividad de las Hadas - Beltane: Fuerzas poderosas, florecimiento, desarrollo, felicidad, amor, matrimonio, nuevas relaciones, virilidad, energía, fertilidad.

2. Influencias próximas. Presente.
Reina del Invierno - Mab: Sueños, deseos, anhelos aún no realizados, nuevos atisbos, ideas, creatividad, fertilidad, inspiración que ayuda a hacer realidad ensoñaciones. Sueña y vive tu sueño, que nadie te aparte de lo que anhelas.

3. Lo que más se desea.
Sota de Verano - El alegre Robin: Alegría, bromas inocentes, aventuras, nuevas experiencias, diversiones, celebraciones. Hombre temerario en la vida, ingenioso, impetuoso, imprevisible, dispuesto a lo que suscite animación, de carácter vivo pero odia las injusticias y se manifiesta contra actos de ese tipo.

4. Procesos mentales relacionados con el presente.
6 del Verano - Aine: Armonía, nuevo amor, matrimonio, compromiso, amistad, asociación, cooperación.

5. Emociones.
8 de Otoño - Boabhan Sith (Invertida): Compasión de uno mismo, depresión, obsesión por tu persona.

6. Influencias y tendencias pasadas que afectan al presente.
Dama del Invierno - La Hechicera Azul (Invertida
): Agravios pasados ´que aún afectan hondamente. No se podrá seguir adelante sin que se resuelvan. Mujer en la vida del interrogador, madura o anciana, de lengua afilada que critica los mejores esfuerzos y nunca está satisfecha.

7. Preocupaciones espirituales.
Rey del Verano - El Genio del Roble
: Poder, buen gobierno, conocimiento recibido, autoridad. Dones: fuerza de voluntad, control de sí mismo. Actúa correctamente y honorablemente y serás recompensado.

8. Asuntos prácticos, dinero, material.
3 de Primavera - Brownie (Invertida)
: Serás reconocido y admirado por aquellos no pertenecientes a tu casa y familia. Recompensa a esfuerzos y talentos.

9. Karma imposible de evitar:
4 de Verano: Habetrot
: Intervención del destino, cambio de fortuna, progresos, avancesm realizaciones, oportunidades nuevas, cambio de carrera.

10. Influencias futuras importantes.
5 de Otoño - Caballo Encantado
: Movimiento, viaje, nuevos lugares y experiencias. Buena salud, vitalidad, energía, innovación. Acontecimientos sucedidos con celeridad, rápidos progresos.

11. Inquietudes inmediatas.
2 de Invierno - Troll:
alguien aprovecándose de la buena naturaleza de uno, personas que no harían esfuerzos por sí mismas abusando de la generosidad, amigos o parientes que se imponen a uno, no devolución de préstamos, confian que pagues todo, te privan del valor de tu tiempo y atención. Invitados sin consideración abusando de la hospitalidad.

12. Camino mejor al éxito.
As de Invierno - El Llamador(Invertida):
Pérdida económica, malas inversiones, trastornos financieros, dificultades con propiedades, actitud deficiente respecto del dinero que conduzca a la prodigalidad o miseria.

13. Resultado.
2 de Primavera - El Zapatero Leprechaun (Invertida):
Coyunturas inexperadas, cambio de carrera, eventualidad de viajar, amistades nuevas o interesantes. El éxito procede de aprender nuevas destrezas.

Vamos que voy a aprender a base de golpes (de ahí los palos económicos para aprender a administrarme y demás...)

Ritual Samhain 2009


Incienso: Madera de agar, clavos en flor, hierbas chinas y canela. Seis varillas de incienso clavadas en dos medias manzanas.
Bebida:Sangría.
Comida: Cereales de canela.
Herramientas: 21 velas de té (8 por cada Sabbat y 13 por las Lunas). Dos de ellas con olor a manzana (para los Dioses). El resto para las Atalayas e iluminación. Cáliz, pentáculo, athame, bolline, hoz, varita, grimorio, libro de apuntes, campana, diadema y piedras.
Adivinación: Péndulo y Anillo de las Hadas.
Consagraciones: Péndulo, Anillo de las Hadas, Tarot Wicca Celta, The Black Tarot, Tarot Raider Waite, El Tarot mñas Pequeño del Mundo, bola de cristal, ogham, I-Ching.


No he creado el Círculo como de costumbre, sino que sólo he usado velas de té, en las Atalayas. Con el athame y desde el este, yendo en deósil, tracé el Círculo diciendo:


"EN ESTA NOCHE DE SAMHAIN
UNA NUEVA VIDA VOY A COMENZAR
Y TODO LOQ UE HASTA HOY VIVÍ
DEBE QUEDAR ATRÁS.

CELEBRO EN ESTA NOCHE EL NUEVO AÑO
TRAZANDO ESTE CÍRCULO PARA QUE NADA ME HAGA DAÑO"

Me he acomodado en el suelo, rodeada de velas y he explicado a las Atalayas y a los Dioses que esta noche, como símbolo de mi cambio, iba a ritualizar de un modo completamente diferente.

Tras esto, bendije la comida y la bebida y consagré mis herramientas de adivinación. Prometí llevar siempre conmigo El Anillo de las Hadas para conectar aún más con él y comenzar el estudio del Tarot Wicca Celta y del Raider Waite. Pedí a la Diosa ayuda con la bola de cristal que tanto se me resiste. The Black Tarot y El Tarot más Pequeño del Mundo los guardo sólo como recuerdo por ser regalos de Dartanus y Cole y sobre el I-Ching y el ogham deberé buscar información.


Trabajé con el pñendulo. Aquí las preguntas y respuestas:


¿He tomado la decisión adecuada?
Quizá.

¿Debería dar a Dartanus una última oportunidad?
No.

¿Es "él" el hombre definitivo de mi vida?
Sí.

¿Será mejor para mis hijos esta vida nueva que la que dejamos?
Sí.

¿Serán felices en ella?
Sí.
¿Sufriré una gran pérdida durante esta Rueda?
Quizá.
¿Lograré la estabilidad con "él"?
No. 
 
Luego, con ese tarot que nunca me falla (El Anillo de las Hadas), procedí a la Tirada El Montículo de las Hadas.

Acabé a eso de las cuatro y media de la madrugada y eso que en un principio no iba a hacer nada pero, según estaba en el sofá dando vueltas tratando de dormir, me venían dudas y recordé que esta noche es la mejor para la adivinación, entre muchas otras cosas. Así que, cogí varias cosillas (athame, bolline, hoz, herramientas de adivinación, velas, cáliz, pentáculo, sangría, cereales, incienso, manzanas...) y preparé todo en un periquete.