jueves, 1 de octubre de 2015

Luna del Mocaor



Aquí ideas para la Luna de octubre en Valencia:
La Mocaorà (de la pronunciación en valenciano de mocaorada, IPA:[mokaðoɾá] o [mokaoɾá], que significa literalmente "pañuelada") es una celebración popular de la ciudad de Valencia y circundantes, que tiene lugar el día de la Comunidad Valenciana (9 de octubre), que así mismo es el día de San Dionisio (Sant Donís), patrón de los enamorados valencianos.

La tradición consiste en que los hombres regalen a sus parejas (también a la madre) un pañuelo (mocaor en valenciano) en el que hay envueltos dulces hechos con mazapán de distintas formas y colores que representan frutas y hortalizas de la Huerta de Valencia.

La conmemoración de la entrada de Jaime I el Conquistador en la ciudad, comenzó probablemente con el primer centenario (1338) de la entrada a la ciudad, y, poco a poco, se fue convirtiendo en una fiesta anual. La víspera de la fiesta y durante todo el día de San Dionisio se lanzaban cohetes (según las crónicas, hubo un año en el que se llegaron a lanzar 13.000 cohetes desde la terraza del Palacio de la Generalidad). Era una fiesta muy ruidosa y fresca para las autoridades de la época que veían con recelo como los placeres carnales también se hacían patentes.

La tradición de la mocaorà se remonta al siglo XVIII, cuando tras la Guerra de Sucesión, los Decretos de Nueva Planta prohibieron la celebración de la entrada de Jaime I en Valencia. Como respuesta a la prohibición borbónica, los panaderos empezaron a producir unos dulces de mazapán que representaban los cohetes que ya no se podían hacer sonar, pero al mismo tiempo, por su forma fálica o redonda recordaban los órganos sexuales masculinos y femeninos. Son los llamados piuleta i tronador (se ha preferido no traducir los términos, pero, en ese contexto, y unido a la forma singular que tienen los valencianos de hablar, también la nomenclatura tenía una connotación sexual muy presente).

Junto con la piuleta y el tronador también se fabricaban pequeñas frutas y hortalizas, que según la creencia popular hacían referencia tanto a la fertilidad de la Huerta de Valencia, como a las hortalizas que los moros regalaron a la reina Doña Violante de Hungría (esposa de Jaime I).

Ya desde los comienzos, los dulces iban envueltos en un pañuelo (mocaor en valenciano) y todo junto, dulces y pañuelo, constituía el regalo para la mujer amada. Poco a poco, el pañuelo dio nombre a la festividad .

Por esta tradición, muchos valencianos consideran el 9 de octubre como el día de los enamorados (su San Valentín particular). También es tradición que las mujeres conserven todos los pañuelos que su pareja les regala año tras año desde que comenzaran a salir (son una prueba de amor y como tal son conservados).

Y pensé que se podría agregar a nuestra tradición ya que es bueno agregar tradiciones autóctonas. La idea sería celebrar esto en la Luna llena de octubre pero, en vez de el mazapan, ya que es San Dionisio (Dionisos, Dios del Vino) pensé que bien podríamos hace entrega de uvas dentro del pañuelo. Cada miembro en ese esbat llevaría un pañuelo con uvas que entregaría a quien le tocase mediante sorteo (una especie de amigo invisible). Esa Luna, a parte de rendir culto a la Diosa, también se hinraría a Dionisos y la bebida fuera Mistela.


jueves, 26 de febrero de 2015

Hechizo del cáliz de la tierra


El invierno se asocia con el elemento tierra, que gobierna el orden y la sabiduría. Este hechizo fomenta el sentido práctico y aumenta la percepción. Debe realizarse en Luna creciente.

Trazar con una cucharadita de miel un pentáculo en el fondo de una cazuela o caldero de barro. Añadir una cucharada de artemisa seca junto con un pellizco de flores de lavanda secas. Agregar dos copas de agua caliente. Remover en sentido de las agujas del reloj con la daga ritual mientras se hace la infusión. Verterla en el cáliz y mientras se bebe, entonar una bendición tipo:

Latido del corazón,
pulso de la tierra,
entendimiento y razón
este cáliz encierra.

Pulso de la tierra,
latido del corazón,
mis obras siempre llena
de sabiduría y honor.

Así sea.

Beber la infusión al estudiar o para aumentar la sabiduría.



  

martes, 3 de febrero de 2015

Meditación de Imbolc



Encontré esta meditación hace unas horas y aquí os dejo la traducción que he hecho del texto original:

Imbolc está aquí. La tierra comienza a despertar, despojándose de la fría y oscura capa de invierno que la cubría y envuelve ahora poco a poco el mundo con su verde despertar tras su largo letargo. Brighid ns espera entre los mundos, avivando su llama sagrada y trabajando en su sagrada fragua, donde lo viejo se renueva. Su magia es la luz que promete curación e inspiración y;guía nuestro viaje de regreso a nuestro más profundo ser.

Enciende una vela en un rincón privado de tu casa y luego asiéntate. Cierra los ojos y coloca las manos sobre el corazón y el estómago. Inhala y exhala, dentro y fuera; sumégete en las sensaciones físicas de las costillas y el vientre, y el músculo y el hueso, que se contraen al inhalar y se relajan al exhalar, lento, rítmico, fascinante. Deja que tus hombros caigan y relaja las rodillas y mandíbula; relájate, descansa, relájate. Silencia a tu conciencia. Aquieta la mente. Silencia los ruidos del mundo cotidiano.

Cuando te sientas tranquilo y centrado, abre los ojos y mira en la llama de una vela. Deja que su dorado y luminoso parpadeo lleve a tu conciencia al lugar entre los mundos donde la forja de Brighid arde brillante y poderosa. Pon las manos sobre tu vientre y siente el calor de su fuego despertando los poderes latentes dentro de ti, las semillas de tu Yo profundo que están listas y maduras para la primavera de nuevos comienzos. Son ellos los que te invitan a acudir a Su puerta.

Ahora cierra los ojos e imagina que estás en el umbral de Su reino. La puerta está entreabierta y se puede ver Su brillante forma, que emana un campo luminoso, palpitante, que se filtra a través de tu carne, hasta los huesos. Cuando cruces el umbral y estés ante Brighid, estarás tomando el camino de la sanación y el crecimiento, conel uso de tu propia luz.

Brighid fija Su mirada en ti al entrar, y luego sonríe, cálida y acogedora. "Ven a mi luz", dice, "y vamos a ver lo que se mueve dentro de ti."

Anhelos intensos surgen en tu interior. Con la ayuda de Brighid, que explora tus inquietudes, encontrarás aquellas cuyas raíces ya se han arraigado firme y están listas para florecer en el mundo iluminado por el sol. En la pared detrás de ti, tu sombra danzante cambia en sincronía con la llama de Brighid.

"La luz y las sombras son compañeros en tu trabajo espiritual", dice Brighid, "aquello que pierdes, tu sombra lo recuerda; lo más preciado de tu interior, tu sombra protege; aquello que necesita ser cuidado y sanado, tu sombra atraerá tu atención hacia ello. No puedes recuperar tu belleza sin tus heridas, ni tu alegría sin tu dolor".

Con la mano de Brighid en tu corazón, y su fuego sagrado calentando lo más profundo de tu ser, ya conoces la verdad de sus palabras. Tienes que tomar una decisión antes de alejarte de Su presencia; debes decidir si estás listo para abrazar y alimentar los deseos del alma que han surgido dentro de ti, con tu propia sombra como tu compañera.

Debes saber que un sí será un voto que irá en ambos sentidos: tu compromio es hacer el trabajo duro de la reparación de tu alma y la promesa de Brighid es amar y apoyar cada paso de tu camino. Di tus votos a Brighid, enumera el trabajo que vas a realizar, los nuevos comienzos que estás dispuesto a abrazar y ayuda a que la estación de estos se convierta también en primavera y florezcan resultados.

Tu tiempo con Brighid está llegando a su fin. Sigue abierto a posibles últimas palabras llenas de sabiduría y guía que pueda tener para ti y ofrécele tu gratitud. Despídete. A continuación, utiliza la respiración para regresar a tu cuerpo físico y enraízate.

Abre los ojos y disfruta de la danza de la sombra y la luz de las velas en la habitación. Siente este baile reflejado dentro de ti, y en el mundo que te rodea. No hay luz sin sombra, bien sin mal, o alegría sin dolor. En los próximos meses, a medida que alimentes y desarrolles los nuevos objeticos a los que te has comprometido, recuerda que esto es esencial, la verdad ineludible. Estás tejido con todas estas cosas, de misterios desconocidos aún durmiendo en el reino de las sombras, eperando su momento para regresar a la luz.

Fuente: Path of She