martes, 25 de octubre de 2016

Ideas para celebrar Samhain

Mi altar de Samhain 2014

Samhain está casi a la vuelta de la esquina y sois varios los que me pedís ideas para celebrar esta fecha tan especial e importante dentro de la práctica de la brujería. Para poder celebrarlo primero es recomendable tener unos conceptos claros:

¿Qué se celebra?
  • El fin de una etapa y el comienzo de otra. Lo que llamamos el giro de la Rueda, por ende, nuestro Año Nuevo.
  • El regreso de los difuntos durante esta noche.
  • La muerte del Dios con la promesa de su regreso en el Solsticio de Invierno.
  • El luto de la Diosa, su avanzado estado de gestación y su aspecto como Anciana.
  • La noche de Hécate
¿Cómo celebrarlo?
  • Limpiar la casa a fondo (ver artículo de limpieza de energía residual aquí)
  • Colocando fotos de difuntos con una ofrenda de su comida favorita y una vela donde se haya escrito su nombre con un alfiler o aguja y ungida en aceite de oliva. En su defecto, si esto no es posible, una vela de té (las que se usan en los quemadores de esencia). Se cuentan anécdotas sobre los difuntos durante el ritual y/o la cena.
  • Colocando velas en las ventanas para guiar a nuestros difuntos a casa.
  • Decorar calabazas.
  • Ofrendar en la calle manzanas como alimento a aquellos difuntos que no tienen quiénes los esperen ya.
  • Realizando trabajos de destierro y protección. Para el destierro se puede escribir en papeles aquellos que queremos alejar de nuestra vida y quemarlos en el caldero o en la llama de una vela, dejando que se consuman luego en un recipiente resistente al calor. También pueden quemarse fotos u objetos que representen aquello que se desea desterrar.
  • Realizando lecturas de Tarot como guías para el año que comienza.
  • Encender una hoguera o muchas velas.
¿Qué comer?

Se recomienda un ayuno previo a la noche, alimentándonos durante el día a base de zumos naturales e infusiones.
  • Tarta/pastel de calabaza.
  • Galletas o pan de jengibre.
  • Pan de maíz.
  • Manzanas.
  • Remolachas.
  • Nabos.
  • Avellanas.
  • Granadas
  • Calabazas.
  • Nueces.
  • Tubérculos.
  • Últimos frutos de la cosecha.
  • Carne de vaca.
  • Carne y platos de caza.
  • Ensaladas de temporada.
  • Sidra.
  • Té.
  • Vino.
Correspondencias
  • Símbolos: Manzanas, gatos negros, escobas, calabazas… 
  • Flores: crisantemos, lirios. 
  • Hierbas: menta, salvia, tomillo, milenrama, angélica, anís estrellado, artemisa, pimienta de Jamaica, salvia, calabazas, manzanas, muérdago, mandrágora, salvia, paja, hojas de roble.
  • Piedras: Negras como la obsidiana, el onix, la turmalina negra, cornalina 
  • Inciensos y aceites: incienso, tomillo, albahaca, lila, clavo de olor, alcanfor, menta. 
  • Colores: tostados, amarillos, dorado, plateado, naranja, rojo y negro, blanco. 
  • Vestir: con los colores de la Anciana negro, violeta, azul noche. 
  • Diosas: aquellas asociadas a las Brujas y el Inframundo, Hecate, Carlin, Edda, Pamona, Crobh Dearg, Lilith, Psique, Morrigan. 
  • Dioses: todos los Dioses de la Muerte, los Dioses Ancianos, Dioses del Inframundo, Arawn, Dis, Cronos, Xocatl, Woden, Plutón, Hades, Nefertum. 
  • Velas: Negras y naranjas. 
  • Decoración del altar: Granadas, calabazas, frutos otoñales, flores (crisantemos), maíz, heno, calabacines, nueces, manzanas, bellotas, fotos de personas difuntas que se echen de menos.

Canciones

Aquí una lista de las canciones que yo escucho y canto en la noche de Samhain frente a mi altar.

All souls night (Loreena McKennitt)

Todo irá bien (Mägo de Oz)



El templo del adiós (Mägo de Oz)


Desde mi cielo (Mägo de Oz)


Allá te esperaré


El adiós (Amigos de Ginés)



Tears in heaven



Textos

Plegaria indígena

No te acerques a mi tumba sollozando.
No estoy allí. No duermo ahí.
Soy como mil vientos soplando.
Soy como un diamante en la nieve brillando.
Soy la luz del sol sobre el grano dorado.
Soy la lluvia gentil del otoño esperado
cuando despiertas en la tranquila mañana.
Soy la bandada de pájaros que trina.
Soy también las estrellas que titilan,
mientras cae la noche en tu ventana.
Por eso, no te acerques a mi tumba sollozando.
No estoy allí.
Yo no morí.

Rima LXXIII (Gustavo Adolfo Bécquer)

Cerraron sus ojos
que aún tenía abiertos,
taparon su cara con un blanco lienzo,
y unos sollozando,
otros en silencio,
de la triste alcoba
todos se salieron.

La luz que en un vaso
ardía en el suelo,
al muro arrojaba
la sombra del lecho;
y entre aquella sombra
veíase a intervalos
dibujarse rígida
la forma del cuerpo.

Despertaba el día,
y, a su albor primero,
con sus mil ruidos
despertaba el pueblo.
Ante aquel contraste
de vida y misterio,
de luz y tinieblas,
yo pensé un momento:
¡Dios mío, qué solos
se quedan los muertos!

De la casa, en hombros,
lleváronla al templo
y en una capilla
dejaron el féretro.
Allí rodearon
sus pálidos restos
de amarillas velas
y de paños negros.

Al dar de las Ánimas
el toque postrero,
acabó una vieja
sus últimos rezos,
cruzó la ancha nave,
las puertas gimieron,
y el santo recinto
quedóse desierto.

De un reloj se oía
compasado el péndulo,
y de algunos cirios
el chisporroteo.
Tan medroso y triste,
tan oscuro y yerto
todo se encontraba
que pensé un momento:

¡Dios mío, qué solos
se quedan los muertos!

De la alta campana
la lengua de hierro
le dio volteando
su adiós lastimero.
El luto en las ropas,
amigos y deudos
cruzaron en fila
formando el cortejo.

Del último asilo,
oscuro y estrecho,
abrió la piqueta
el nicho a un extremo.
Allí la acostaron,
tapiáronle luego,
y con un saludo
despidióse el duelo.

La piqueta al hombro
el sepulturero,
cantando entre dientes,
se perdió a lo lejos.
La noche se entraba,
el sol se había puesto:
perdido en las sombras
yo pensé un momento:

¡Dios mío, qué solos
se quedan los muertos!

En las largas noches
del helado invierno,
cuando las maderas
crujir hace el viento
y azota los vidrios
el fuerte aguacero,
de la pobre niña
a veces me acuerdo.

Allí cae la lluvia
con un son eterno;
allí la combate
el soplo del cierzo.
Del húmedo muro
tendida en el hueco,
¡acaso de frío
se hielan sus huesos...!

¿Vuelve el polvo al polvo?
¿Vuela el alma al cielo?
¿Todo es sin espíritu,
podredumbre y cieno?
No sé; pero hay algo
que explicar no puedo,
algo que repugna
aunque es fuerza hacerlo,
el dejar tan tristes,
tan solos los muertos.


FOTOS DE MIS ALTARES


Año 2005

 Año 2010

Año 2011

Año 2013

Año 2014

Año 2015


Otros artículos relacionados:

lunes, 24 de octubre de 2016

Semana 10: El elemento Agua


El elemento agua se encuentra en el oeste a la hora de crear nuestro círculo y en nuestros altares. Las cualidades positivas del agua son: compasión, empatía, armonía, amor, perdón, sabiduría, muerte e iniciación. Sus cualidades negativas son: posesividad, manipulación, ausencia de motivación e inestabilidad. Los signos astrológicos del agua son: Piscis, Cáncer y Escorpio. El color tradicional del agua es el azul aunque también puede ser el plateado.

La estación del agua es el otoño y su herramienta elemental, el cáliz. Cuando se emplean rituales que impliquen agua, como puede ser tomando un baño con hiervas el hechizo tiene una velocidad media, es decir, afectará a tu vida con la misma rapidez que un hechizo de Aire.

Las deidades asociadas al agua son deidades de agua tales como Poseidon, el Dios griego del mar; Tefnut, el Dios egipcio de la lluvia y la humedad y Njord, el Dios nórdico del mar. También se asocian al agua Diosas lunares como a Diosa griega Artemisa.

Actividad semanal: Estudiar lo aquí expuesto e investigar más sobre este elemento.

miércoles, 19 de octubre de 2016

Limpieza de energía residual en un lugar


Esta es una entrada que se me ha solicitado a través de Twitter y espero con ella resolver todas las dudas que puedan surgir referente a este tema. Antes de empezar, quiero aclarar que no considero que existan energías negativas sino una mala canalizción de la energía. Es decir, un cuchillo no es positivo o negativo, es una herramienta lo positivo o negativo será el uso que le des (para cortar alimentos, tallar madera o para hacer daño a otros o generar desperfectos). Con la energía sucede igual. La gente que nos rodea no nos 'contamina' con sus 'malas vibraciones' o su 'energía negativa', simplemente dirigen su energía de manera destructiva, no productiva y en ocasiones, esto no se hace de manera consciente. Esta energía puede adherirse a nosotros o a un lugar y es lo que se conoce como 'energía residual'.

¿Cuándo se hacen?

Es aconsejable hacer mínimo una limpieza al año, y la mejor fecha es una próxima a Samhain, ya que es cuando uno se deshace de todo aquello que quiere desterrar de su vida. Otra opción es realizarlas cada luna nueva ya que es la época de destierro. Pero, cuando no se recurre al calendario, ¿cómo saber que es tiempo de limpieza? Sencillo. 
  • Cuando no te sientas a gusto. En ocasiones, estás en una estancia de tu casa y tu propio cuerpo te está avisando de que algo no está en equilibrio.
  • Cuando te mudas. Da igual si es una casa o piso, si es nuevo o si antes vivía alguien. Si antes vivía alguien, es más lógica una limpieza para liberarla de la energía de los inquilinos anteriores. Si es nueva, eso no la libra de haber estado llena de gente (arquitectos, peritos, obreros, visitas inmobiliarias...). Todas esas personas han dejado algo de su esencia ahí y, ya que se va a estrenar vivienda, qué mejor que limpiarla a fondo.
¿Cómo se hacen?

Lo primero y más importante es limpiar el lugar físico. Es decir, coger escoba, fregona (importante: en el agua de fregar los suelos agregar a parte del producto de limpieza escogido, vinagre o sal gorda), trapos y demás utensilios de limpieza y dejarla lo más impecable posible.  En mi blog personal tenéis unos artículos para limpiezas en quince minutos, que son ideales para esos lugares que no requieren de demasiada limpieza física. Comenzar la limpieza en la habitación más alejada de la puerta de entrada a la casa y moviéndose siempre por las estancia en sentido de las agujas del reloj. Si se dispone de tiempo, recomiendo una limpieza exhaustiva, profundizando en ordenar cajones, armarios, despensa... y moviendo muebles. Lo ideal en una casa con muestras de uso sería incluso pintarla pero, no siempre se dispone de tiempo para tanto. Es recomendable con una escoba cubierta por un trapo limpiar paredes y techos para eliminar todo rastro de polvo que pueda haber en ellos. Aspirar tejidos como tapicería y alfombras, eliminar el polvo de las superficies, abrillantar suelos y superficies... Es la limpieza más costosa pero la más necesaria en Samhain.

En una casa nueva donde nadie ha vivido antes y cuyos muebles han sido recientemente adquiridos, también se recomienda limpiar a fondo pues aunque los muebles hayan estado en un almacén hasta ser montados en la vivienda, también necesitan ser tratados correctamente en nuestra limpieza.

Una vez el lugar ha sido limpiado, procedemos a nuestra propia limpieza: un baño con sal y salvia  (romero o lavanda en su defecto) arrastrando toda la suciedad que portamos, desde la cabeza a los pies y visualizando cómo todo ello se va por el desagüe, dejándonos limpios y listos para el siguiente paso. Si no se dispone de bañera, es recomendable buscar jabón natural con hierbas de salvia o frotarnos en la ducha con salvia y sal. Nos secamos al aire o con una toalla limpia y recogemos el baño. Procedemos a una pequeña meditación para despejar la mente antes de proceder a nuestra limpieza de energía residual. 

Mantenemos abiertas puertas y ventanas y podemos comenzar con la limpieza.

Inciensos y hierbas de limpieza:
  • Incienso
  • Mirra
  • Bejuí
  • Romero
  • Ruda
  • Laurel
  • Eucalipto
  • Sándalo
  • Palo de santo
Pueden quemarse en quemador de incienso o hacer sahumerios con ellos. Opcional: agregar una cucharadita de café.

Ir de estancia en estancia portando una vela y el quemador de incienso, recorriendo cada estancia en el sentido de las agujas del reloj (deosil) y comenzando desde aquella que esté mas alejada de la puerta de entrada de la casa. Pueden recitarse cánticos u oraciones durante este proceso o simplemente visualizar cómo fuego y aire expulsan toda la energía residual del hogar. 

Una limpieza rápida consiste en colocar mitades de limón en las esquinas de las estancias, rociándolos con sal. La sal neutraliza la energía residual. Este procedimiento es efectivo durante aproximadamente una semana, tras la cual, habría que renovar los limones rociados con sal.

Limpieza con piedras: Antes de trabajar con piedras y cristales estos deben haber pasado por un proceso de limpieza. Con una selenita se puede ir de estancia en estancia apuntando con ella cada esquina de la casa, visualizando cómo la energía de la selenita expulsa la energía residual. Así mismo, las turmalinas negras son protectoras por lo que tenerlas dispuestas por la casa siempre ayuda a mantenerla limpia y colocadas una en cada pata de la cama ayudan a dormir mejor.

Tras cada limpieza, es recomendable repetir el baño purificador y dar por finalizada la limpieza.

Ideas:
  • Las lámparas de sal o las fuentes de agua ayudan a reciclar la energía ambiental.
  • El uso constante (sin excesos) del incienso y las velas mantiene la casa limpia. Lo mismo sucede con los quemadores de aceite esencial aunque son menos efectivos.
  • Las plantas y mascotas ayudan a mantener la casa libre de energía residual.
  • Mantener la casa limpia, ordenada y ventilada.
  • Las flores frescas y los cuarzos ayudan a mantener la casa limpia.
Espero que os sea de utilidad. 

lunes, 17 de octubre de 2016

Semana 9: El elemento Fuego


El fuego es el segundo elemento que invocamos a la hora de crear un círculo mágico. El fuego se sitúa al sur en el altar y en el círculo.

Las cualidades del fuego son coraje, idealismo, fidelidad, imaginación, liderazgo, transformación, fertilidad, determinación y energía. Las cualidades negativas son adicción, ira, crueldad, dominación, celos, rebelión, agresividad y violencia.

El color del fuego es el rojo y su herramienta es el athame aunque hay que recordar que esto depende de la tradición wiccana que se siga. La vara es comúnmente una herramienta de fuego.

La estación del fuego es el verano, asociado a Litha o Beltane (Beltane es el inicio celta del verano). En nuestros altares, el fuego se simboliza con la herramienta relacionada como es el athame, o con una vela. Los signos astrológicos del fuego son Aries, Leo y Sagitario.

Los hechizos en los que se emplean velas o en los que se procede a quemar algo son considerados hechizos de fuego. La velocidad de un hechizo de fuego es la más rápida de entre todos los elementos.

¿Existen Deidades asociadas al fuego? Sí, no solo Deidades de fuego propiamente dicho, sino también Deidades del sol como el Dios celta del Sol, Lugh; o Sekhmet, la Diosa egipcia de la Guerra y el Sol. También las Deidades relacionadas con el trabajo con la forja como el Dios griego Hefesto y la Diosa celta Brighid, Diosa del fuego, la poesía y la forja.

Actividad semanal: Estudiar lo aquí expuesto e investigar más sobre este elemento.

lunes, 10 de octubre de 2016

Semana 8: El elemento Aire


Antes de aprender a realizar hechizos, montar un altar, usar la magia o utilizar herramientas, primero se debe estudiar algo sobre los elementos. Los cuatro elementos: Tierra, Aire, Fuego y Agua son los pilares de toda creación y combinados crean la energía espiritual llamada Éter o Akasha. Estos elementos no solo tienen un lugar correspondiente en el altar sino también en la Rueda del Año.

El primer elemento a estudiar será el aire, ya que es el primero que se invoca al crear el círculo. La orientación de ese elemento en el altar y en el círculo es el este. Las cualidades del aire son: comunicación, alegría, atención, inteligencia, lógica, claridad, buena memoria, destreza y optimismo. Las cualidades negativas del aire son: sarcasmo, frialdad emocional y habladurías. Los signos astrológicos regidos por el aire son: Géminis, Libra y Acuario.

La estación del aire es la primavera y se relaciona con el Equinoccio de Primavera. La herramienta del elemento aire es el athame, aunque esto depende de la tradición wiccana que se practique ya que en algunas, la varita pertenece al elemento aire aunque suele ser más común ver el athame en correspondencia con el aire.

El color del aire es el amarillo y está asociado al oído y el olfato, nuestro sentido del olfato está relacionado con la memoria y esta, con el elemento aire.

El aire crea movimiento y cambio. En cuanto a la magia que utiliza aire como el elemento principal, los hechizos funcionan a una velocidad media. Esta velocidad se refiere al tiempo que necesita un hechizo en empezar a tener efecto. Pero, en cuanto a la potencia del hechizo, todo dependerá de la intención y la voluntad. Para hechizos que implican el elemento aire como incienso, se emplean inciensos o campanas para elevar la energía de aire en la magia.

¿Hay deidades asociadas al elemento aire? Algunas Diosas Doncellas se asocian a este elemento, así como deidades asociadas al cielo y a la luz, como Horus y Nut en la mitología egipcia, Zeus en el panteón griego y el Dios nórdico Thor, relacionado con el cielo.

Actividad semanal: Estudiar lo aquí expuesto e investigar más sobre este elemento.

lunes, 3 de octubre de 2016

Semana 7: La Rueda del Año. Parte II


En esta lección hablaremos de los últimos cuatro Sabbats de la Rueda del Año: Beltane, Litha, Lughnasadh y Mabon

Beltane se celebra el 1 de mayo. En un Sabbat mayor y una festividad celta del fuego. Beltane marca el matrimonio del Dios con la Diosa y es el comienzo del verano en el calendario celta. Es un Sabbat de fuego y fertilidad y tiempo de Uniones de Manos (matrimonios wiccanos).

El Dios aparece como un hombre adulto y la Diosa en su aspecto de Doncella. Los símbolos de Beltane son: el palo de mayo o de Beltane, el matrimonio y las hogueras. El velo entre los mundos se vuelve más fino igual que sucediera en Samhain.

Es también un tiempo en el que las hadas y seres feéricos están más activos y hay más posibilidades de verlas en esta época. Deidades que se honran en esta festividad: Isis y Osiris, Zeus y Hera, Odín y Frigga u otras deidades casadas. Los colores de Beltane son los rojos y primaverales.

Litha es nuestro próximo Sabbat, es un Sabbat menor y se celebra alrededor del 21 de junio. Es el Solsticio de Verano, es el día más largo y la noche más corta del año. En este día, el Dios está en el zenit de su poder, del mismo modo que el sol está en su momento de mayor fuerza.

Desde este día, el sol irá perdiendo fuerza día a día, acercándonos a la mitad oscura del año. Su contrapunto sería Yule, cuya noche es la más larga y cuyo día es el más corto del año. Al igual que en Yule, e Rey Roble y el Rey Acebo luchan, siendo en esta ocasión el Rey Acebo el vencedor. 

El Dios es ahora un hombre adulto, el Rey junto a su Reina, la Diosa embarazada en el aspecto de Madre. Las deidades que se honran son solares como: Ra, Sekhmet, Apolo y Sol. Los colores de Litha son los dorados y amarillos.

El siguiente Sabbat es Lughnasadh, un Sabbat mayor que tiene lugar el 1 de agosto. Es el primero de los tres Sabbats de la cosecha, siendo este el de la cosecha del grano y el maíz. Es el momento en el que el Dios muere, sacrificándose por el bien de la cosecha. La Diosa, en su aspecto de Madre, recibe la energía restante del Dios, con el fin de continuar con el crecimiento de los cultivos. 

El Dios desciende al Inframundo (el vientre de la Diosa) a esperar el renacimiento. Este Sabbat es en honor a Lugh, el Dios celta del Sol, cuyo nombre lleva esta festividad. Los colores de este Sabbat son ocres y amarillos.

El último Sabbat es Mabon, un Sabbat menor que se celebra alrededor del 21 de septiembre. Es el Equinoccio de Otoño y, al igual que en Ostara, día y noche son de igual duración. 

Es el segundo Sabbat de cosecha, en este caso el de las frutas y nueces. Mabon también es conocido como el Acción de Gracias de las brujas. El Dios sigue en el Inframundo esperando el renacimiento y la Diosa, en su aspecto de madre, lo llora. Los colores de Mabon son: rojo, amarillo y naranja. Las deidades a honrar son deidades de la cosecha como: Demeter, Dionisos o Sif.

Esto es todo sobre los Sabbats de la Rueda del Año. Observarlos y celebrarlos te permitirá comprender mejor la naturaleza y los ciclos de nacimiento, muerte y renacimiento. Los Sabbats menores (Yule, Ostara, Litha y Mabon) pueden cambiar su fecha en el calendario y no coincidir con exactitud con los días aquí marcados.

Busca en el calendario las fechas de los Solsticios y Equinoccios para asegurar la fecha. Para aquellos que viven en el Hemisferio Sur las fechas de los Sabbats son de manera inversa, como se aprecia en la lista de abajo:

Samhain: 1 de mayo
Yule: 21 de junio
Imbolc: 1 de agosto
Ostara: 21 de septiembre
Beltane: 31 de octubre
Litha: 21 de diciembre
Lughnasadh: 1 de febrero
Mabon: 21 de marzo

Actividad semanal: Estudiar la Rueda del Año en profundidad


En Beltane  cuando no puedo irme a celebrar en la naturaleza, utilizo el árbol del Solsticio de Invierno y lo decoro con cintas blancas y rojas, simbolizando al Dios y a la Diosa en la danza de su unión y hago una hoguera en el caldero. Al igual que Samhain, esta es una festividad que celebro casi siempre en la fecha marcada (noche del 30 de abril o el primero de mayo).


Litha para mí es el Solsticio de Verano y una vez más, la hoguera se hace en mi caldero. La noche del 23 se hacen hogueras en las playas pero, prefiero no ir porque el carácter sagrado de la festividad se pierde entre la gente que va a beber allí. Cuando lo hago en la playa, suelo busca una alejada de las más concurridas y allí hago una pequeña hoguera para bailar alrededor de ella. Suelo recolectar hipérico —o hierba de San Juan— para hacer aceites con él. Yo lo celebro cuando el Sol entra en Cáncer, ya que es su fecha astrológica.


Lughnasadh lo llamo Pleno Verano por ser agosto, cuando más calor hace. Recolecto espigas o lavanda y hago cruces con ellas para después ofrendarlas al fuego. Es una manera de agradecer la cosecha. Lo celebro cualquier día que me venga bien de agosto, ya que los días ese mes suelen ser igual de asfixiantes, aunque procuro que sea durante la primera semana del mes.


Por último, Mabon es para mí el Equinoccio de Otoño. Lo celebro recolectando hojas secas y colocando en cestas los productos de la cosecha para decorar el altar o como ofrenda. Doy gracias por todo lo cosechado a lo largo de este giro de la Rueda. Lo celebro cuando el Sol entra en Libra, que es su fecha astrológica.